Conéctate con nosotros

Sociedad Ahora Rusia

Enviado a Rusia: dos mexicanos y un argentino viendo fútbol a temperaturas bajo cero en Moscú.

Publicado

En

Ahora Rusia tiene una nueva entrega, en la que Gabriel Saquilan Ruffa, nos entrega un artículo realizada en conjunto con el medio mexicano El Soberano.
Nuestro periodista fue enviado por Ahora San Juan para participar del “Programa de pasantías InteRussia para periodistas de América Latina”.

Colaboración latinoamericana desde Moscú.

Les comparto una nota, que dentro del programa InterRussia, he tenido el placer de realizar en conjunto con Antonio Attolini, presidente del Consejo Editorial de El Soberano de México.
El tema de la misma ya había sido abordado en una de mis crónicas tiulada “Los locos del Lokomotiv”, pero quería resaltar que esta es producto de una colaboración entre El Soberano y Ahora San Juan.
Para ver la publicación del medio colega se puede acceder desde aquí.

Aquí va el contenido de la publicación mencionada.

Los “locos del Lokomotiv”: dos mexicanos y un argentino en un estadio de fútbol a temperaturas bajo cero en Moscú

Esta crónica, escrita por Antonio Attolini, presidente del Consejo del Editorial de El Soberano, es tanto de su autoría como de Gabriel Saquilán, periodista de AhoraSanJuan, quien también contó su experiencia para dicho medio.

Llegamos a Rusia hace más de una semana. Lo que más me ha afectado no es el frío sino la recurrente, constante y tajante barrera que hay en la comunicación entre, por más nefasto que se escuche, “ellos” y “nosotros”. La barrera lingüística va más allá de lo obvio: el ruso no es una lengua romance, como si lo es el español, el francés o el portugués, por lo que no es sugerente ni intuitivo lo que están diciendo. Estar lejos de casa se manifiesta más allá de los kilómetros. La forma en la que el ruso se escribe, también, es completamente distinta al alfabeto grecolatino. Sin embargo, no es tan distinta como la grafología árabe o la iconográfica en los países orientales. Mantiene un parecido mínimo que invita a intentar leerlo pero que sólo nos expone tanto como los extranjeros que somos.

No sólo se oye y se lee, sino que lo ruso también se siente distinto. Nadie habla, nadie conversa: cada quien está en ‘su rollo’. Todo el día, en todo lugar, con cualquier persona, esa distancia se hace presente.

¿Qué queda entonces para un grupo de dos mexicanos y un argentino que extrañan el calor de casa, la cercanía de su gente y tienen la necesidad de compartir las mismas alegrías y emociones?

Se dice que para conocer un país uno debe visitar sus mercados y sus estadios de fútbol. Fue entonces así que, por un golpe de suerte y azar, tuvimos el tiempo necesario y la disposición suficiente: decidimos ir al fútbol.

El domingo 27 de noviembre en el estadio RZD Arena se disputó el juego de la liga rusa entre el Lokomotiv de Moscú y el FC Nizhni Nóvgorod. La cita fue a las 21:00 horas y llegamos puntuales. Eso sí, sin boletos y sin claridad de lo inclemente que sería el clima con nosotros.

Para llegar tuvimos que tomar el metro por unos veinticinco minutos para pasar tres estaciones desde nuestro hotel y salir a menos de 500 metros de la entrada del estadio. Una novedad excepcional para la comitiva latinoamericana: llegar tan fácil y tan rápido nos sorprendió a todos, para bien. Las puertas de acceso están restringidas para el acceso con lectores de código QR, los cuales tendríamos a la mano si hubiésemos comprado los boletos con anticipación y que, debido a la premura con la que quisimos subsanar nuestra falta, resultó más tardado obtenerlos de lo que esperábamos. Pasaban los minutos y seguíamos a la intemperie esperando a que Marco, el líder del grupo, pusiera orden. ¿Y el revendedor? ¿Y la taquilla para comprar el boleto en físico? ¿Y las tiendas de artículos para vestir del equipo local, la hinchada, la porra, la barra, la familia con padre e hijo caminando de la mano? Nada.

Un guardia de seguridad que hablaba inglés —coincidencia de ventajas que no es tán común en Moscú como pensábamos— se ofreció a ayudarnos. Fue la primera persona y la única con la que hablamos antes de entrar. Tomó quince minutos concretar la operación.

Tres boletos y tres códigos QR.

Un total de 2100 rublos, 700 rublos por persona, lo que equivale alrededor de 13 dólares por boleto.

Nuestros asientos se encontraban en la grada al costado del tiro de esquina izquierdo del lado poniente del estadio. Faltaría bajar cuatro filas y habríamos estado en contacto con la cancha. Bastaría saltar la barda y ya estaríamos dentro de la cancha. Tres guardias con chaleco resplandeciente custodian el perímetro del evento en la parte en donde estábamos y no mucho más. Fotógrafos en el tiro de esquina y un joven recuperador de balones. Distinto a la guardia que se amuralla detrás de los escudos, cascos y equipo antimotines en algunas partes de Argentina y en algunos partidos de México. Eso sin contar también a las vallas y desniveles que separan a los aficionados del campo de juego en los estadios de toda América Latina.

Todos y cada uno de los asientos estaban cubiertos de hielo. Quisimos distraer al cuerpo del frío y fuimos por una cerveza. Toda nuestra experiencia en el estadio había sido sobresaliente, hasta ese momento: la cerveza era sin alcohol, no se podía ingresar con ella a la cancha y debía ser consumida en un vaso de plástico. Quizá si supiéramos decir algo más que “no hablo ruso” podríamos haber sabido todo esto con anticipación y así evitado la vergonzosa experiencia de ser escoltados fuera de la zona por un oficial.

El equipo local tiene su historia. El Lokomotiv de Moscú fue fundado en 1922 con el nombre original de “Club de la Revolución de Octubre” en alusión a la insurrección que culminó con la toma del poder por parte de los soviets y del derrocamiento de la monarquía zarista. Su base de aficionados se organiza alrededor de la empresa pública de ferrocarriles RZD, su principal patrocinador y nombre que lleva el estadio en el que juega. A su vez, en Moscú también hay otros equipos cuyos aficionados cuentan con una identidad específica: el CSKA, el equipo del ejército; el Dynamo, el de los burócratas de gobierno; el Torpedo, los obreros de la industria automotriz; y el Spartak, el equipo popular por excelencia.

En el estadio RZD Arena cuya capacidad máxima es de 28,000 espectadores, ese domingo no llegaba ni a 2,000. Qué digo 2,000… no éramos ni 1,500 en todo el estadio. La ‘barra brava’ se encontraba ubicada detrás de la cabecera oriente y constaba de alrededor de 60 o 70 personas. Dispersos por el estadio se reparten el resto de aficionados que, así como nosotros, padecieron las gélidas temperaturas y sufrieron de las ráfagas de viento que se arremolinan entre las butacas del estadio y que vuelven casi insoportable estar ahí. Digo casi porque el amor a la camiseta lo puede todo y termina por ser el último resquicio de calor con el que la hinchada soporta la temperatura de -13 grados. Prueba de ello una señora, acompañada de otras dos, que no paró de gritar todo el partido de una forma que asemejaba más la sirena de una ambulancia que a la porra y aliento de una aficionada al fútbol.

Se anotaron tres goles a nuestro favor. Y claro, digo “nuestro” porque la delegación latinoamericana se asume del Lokomotiv “de toda la vida”, qué va. Si es que gracias a la expansión del ferrocarril a finales del siglo XIX, la estación del Torreón en la que fuera la Hacienda del Coyote en el suroeste de Coahuila pudo desarrollarse a tal grado de erigirse como ciudad el 16 de septiembre de 1907. Para este domingo en cuestión, México seguía en el Mundial, pero no había anotado ni un solo gol. Lo que fue ver tres goles en vivo representó para nosotros fue pura enjundia y pasión. La celebración de la afición fue correspondida con la explosión de ráfagas de humo que explotaban desde los costados del arco rival cada que el balón atravesaba la línea de meta. Una locomotora aparecía en las cuatro pantallas gigantescas que, esquinadas en el estadio, permitían a los aficionados conocer cada detalle de las jugadas que se desarrollaban más lejos de lo que nuestros ojos alcanzaban a ver. Nos abrazamos Gabriel, con su remera de la Selección Argentina en la versión y número de Diego Maradona en Estados Unidos ´94, Marco y yo después de habernos destrozado en carrilla, sarcasmo, burlas y tropelías durante toda la semana entre el enfrentamiento con Arabia Saudita y Polonia de nuestra respectivas escuadras nacionales.

Se anotaron 3 goles a nuestro favor.

Uno en contra.

Fue anotado por un penal marcado en el minuto 94. Fue resultado de una consulta al VAR que el Nizhni Novgorod peleó hasta el final. No cuestionamos el resultado, lo aceptamos con entereza y salimos del estadio victoriosos, helados y muy felices. Fue un día maravilloso en la capital de un país que está en guerra, acosado por la sanciones económicas de Occidente y en donde la vida transcurre con tranquilidad.

Sociedad Ahora Rusia

1˚de Mayo en Rusia y el mundo: De una festividad pagana a conmemorar el triunfo del movimiento obrero.

Publicado

En

El primero de mayo el mundo celebra el Día Internacional de los Trabajadores. En Rusia, esta festividad actualmente se conoce como el Día de la Primavera y del Trabajador, ya que en el hemisferio norte mayo es el tercer mes de primavera, cuando hasta en zonas más septentrionales, los días comienzan a ser más largos, las temperaturas suben de una manera más notable y la naturaleza brota en las calles.

El país eslavo comparte muchas costumbres relacionadas a la fiesta obrera con otras naciones, pero también cuenta con algunas tradiciones propias. Te contamos la historia del festejo y de los trágicos acontecimientos. Asimismo, te contaremos sobre tales tradiciones como las marchas populares y el riquísimo asado ruso, mejor conocido como shashlik.

La Historia De La Fiesta 

¿Desde cuándo se celebra el Día de la Primavera?

El primero de mayo fue un día especial en los tiempos tan lejanos como los de la antigua Roma. Los romanos llevaban a cabo sus rituales festivos con el único objetivo de complacer a Maia, diosa de la primavera y fertilidad. Tras la expansión del cristianismo, la fiesta pagana dejó de celebrarse. Sin embargo, el último mes de primavera aún conserva el nombre de la mitológica deidad.

El origen del Día del Trabajador

La historia del Primero de Mayo como fiesta de los trabajadores se remonta a los sangrientos sucesos que tuvieron lugar aquel día pero de 1886 en la ciudad estadounidense de Chicago. La fecha fue marcada por la primera manifestación masiva de obreros, en la que participaron entre 30 y 40 mil personas. Hartos de las insoportables condiciones laborales, los participantes exigían la reducción de la jornada laboral de 15 a 8 horas diarias y la asignación de dos días oficiales de descanso a la semana.

En otras ciudades norteamericanas, como Nueva York y Detroit, también se produjo una oleada de protestas. Las huelgas provocaron enfrentamientos con las fuerzas del orden local, lo que trajo como resultado numerosos muertos y heridos. Los organizadores de las protestas fueron condenados a la pena de muerte.

En memoria de los obreros que murieron en la lucha por sus derechos, en la Segunda Internacional que se celebró en París en 1889, se firmó un decreto para declarar el primero de mayo como Día Internacional de los Trabajadores. Un año más tarde, en EE. UU., Alemania, Bélgica, Dinamarca y Francia tuvieron lugar las primeras marchas obreras en conmemoración de la histórica movilización de 1886.

La Historia De La Fiesta En Rusia

En la antigua Rusia

En la antigua Rusia, la noche del 1 de mayo, los eslavos veneraban a la diosa de la vida, la primavera y la fertilidad Zhiva. Las verbenas en honor a la divinidad solían celebrarse cerca de los campos sembrados para que la patrona diera más cosechas y ganado.

Tras la puesta de sol, los campesinos hacían hogueras cerca de ríos y lagos, organizaban bailes y diferentes juegos. Se creía que al bañarse esa noche en el agua uno podía limpiarse el alma de pecados. También se llevaban a cabo ceremonias de limpieza del entorno con danzas rituales alrededor del fuego. Entre otras actividades, la gente también saltaba sobre el fuego. Según la creencia popular, cuanto más lejos pudiera saltar una persona por encima de las llamas, más larga sería su vida.

En el Imperio ruso

En el Imperio ruso, el piquete del Primero de Mayo se celebró por primera vez en 1891. Casi 200 personas se congregaron en las cercanías de San Petersburgo para exigir un cambio de poder en el país.

Las manifestaciones masivas, no comenzaron a celebrarse hasta principios del siglo XX. Fue el 1 de mayo de 1901, cuando se registraron protestas obreras en varias ciudades rusas. Los manifestantes salieron a las calles coreando consignas antigubernamentales.

En 1912, las marchas en contra del gobierno contaron con la participación de alrededor de 400 mil trabajadores. Los obreros seguían exigiendo un cambio de poder, la confiscación de tierras a los terratenientes y mejores condiciones de trabajo. Más tarde, a los manifestantes se les unieron soldados, marineros y campesinos.

En la Unión Soviética

Tras la Revolución de Octubre de 1917, cuando los bolcheviques tomaron las riendas del país y muchas de las demandas de los trabajadores fueron satisfechas, el 1 de mayo se convirtió en una fiesta oficial a nivel nacional. Un año después, esta fecha fue proclamada Día de la Internacional. En los desfiles festivos participaron más de un millón de trabajadores por todo el país.

En 1928, se firmó un decreto según el cual los días 1 y 2 de mayo se convirtieron en jornadas festivas para todos los ciudadanos de la URSS. Los lemas y reivindicaciones políticas empezaron a sustituirse por mensajes de felicitación.

En 1933, se celebró en el centro de Moscú el primer desfile aéreo. A partir de entonces y hasta el comienzo de la Gran Guerra Patria (22 de junio de 1941) las exhibiciones de vuelo constituyeron una parte integral de la fiesta ya que permitían demostrar el poder del Ejército soviético. Sin embargo, durante los casi cuatro años de la guerra, que terminó en mayo de 1945, no se celebró ningún evento festivo con motivo del Primero de Mayo.

El año 1956 fue marcado por la primera transmisión televisiva de la manifestación del Primero de Mayo tanto en Moscú como en otras ciudades de la URSS. Desde entonces, los eventos conmemorativos se han transmitido regularmente por la televisión llegando a las casas de millones de familias soviéticas.

Durante la década de 1970, la fiesta pasó a llamarse Día Internacional de la Solidaridad Obrera, mientras los días 1 y 2 de mayo siguieron siendo días libres para todos los ciudadanos.

En 1990, la ya tradicional marcha obrera se celebró en la Plaza Roja por última vez. La columna principal de manifestantes fue seguida por miles de personas que portaban pancartas antisoviéticas en las que se leían consignas a favor de los rotundos cambios políticos. Ante esa inesperada movilización, el entonces jefe del Gobierno, Mijaíl Gorbachov, abandonó la tribuna. La transmisión televisiva del evento fue cortada de inmediato.

Tradiciones rusas

Tras el colapso de la URSS, se decidió volver a renombrar la fiesta, esta vez como Día de la Primavera y el Trabajo.

En 2014, los sindicalistas celebraron la primera marcha masiva de la Rusia post-soviética, que se desarrolló en muchas ciudades por todo el país. Desde entonces, la tradición de las manifestaciones del Primero de Mayo se ha ido recuperando gradualmente.

Hoy en día, para celebrar el 1 de mayo, los rusos siguen saliendo en desfiles, participan en actividades festivas y fiestas, acuden a ferias al aire libre y talleres, así como participan en carreras de autos y motocicletas. Sin embargo, la mayoría de los ciudadanos prefieren pasar los feriados en el campo con sus amigos y familiarespreparando el tradicional asado ruso proveniente del Cáucaso y Asia Central, conocido como shashlik.


Asesoría y Corrección: Lic. Mariela Echegaray (San Juan, Argentina)

Fuentes:

  1. https://m.lenta.ru/articles/2024/03/29/pervomay/amp/
  2. https://icdn.lenta.ru/images/2024/03/20/12/20240320121209706/pic_b1ff4226770cd2b127ceb23b4d7f7e63.jpg
  3. https://icdn.lenta.ru/images/2024/03/20/11/20240320112119061/pic_dba36cf924363e154d5fe2b9b534274b.jpg
  4. https://icdn.lenta.ru/images/2024/03/20/11/20240320113732418/pic_d7f31aa8b481e109acf8ed73bb4a7ee9.jpg
  5. https://photo-kwi.ru/media/dsc_0176.jpg
Continuar leyendo

Sociedad Ahora Rusia

El encanto de Rusia a los ojos de blogueros extranjeros.

Publicado

En

La presencia de canales que muestran Rusia desde la perspectiva de extranjeros está experimentando un notable crecimiento en Internet, captando la atención de miles de suscriptores en todo el mundo.

Los vídeos que exploran las ciudades, el estilo de vida, la cultura y la gastronomía rusas atraen a una audiencia ávida que no solo los ve, sino que también participa activamente dejando comentarios y compartiendo sus impresiones.

Siguiendo a estos blogueros, gracias al sistema de recomendaciones de Internet, es evidente lo numerosos que son esos jóvenes educados y curiosos de ultramar que optan por vivir en Rusia, sumergiéndose en la rica experiencia que ofrece este país eslavo.
La popularidad creciente de estos canales se atribuye en gran medida al aumento de la demanda de información precisa y fiable sobre Rusia durante los últimos dos años.

Muchos de los autores de estos blogs reconocen que los han creado con el propósito de ofrecer una visión auténtica de la vida en Rusia, distinta a la caricatura propagada por los medios de comunicación de sus países de origen. Inicialmente, en los comentarios, a menudo se les pregunta sobre la presencia de osos en las calles y la percepción de los rusos como personas hoscas.
Sin embargo, con el tiempo, los espectadores se sorprenden al ver la belleza y la limpieza de las calles, y luego buscan confirmar o desmentir las leyendas sobre la belleza de las mujeres rusas y el frío insoportable. Con el paso de los años, el mismo bloguero comienza a recibir preguntas de su audiencia sobre cómo llegar a Rusia, cómo moverse por el país y, cada vez más frecuentemente, cómo establecerse y vivir allí.

Gabrielle Duvoisin es una joven francesa de 26 años, cálida y amable, que ha vivido en varios países europeos y en Canadá. Hace aproximadamente un año y medio que se encuentra en Rusia, y grabó el primer vídeo para su canal de YouTube hace unos diez meses. En la descripción de su blog, debido a las frecuentes preguntas al respecto, Gabrielle destaca que es francesa al cien por ciento y no tiene raíces rusas.

«Decidí crear un canal en YouTube para mostrar a los franceses la vida cotidiana en Rusia y ofrecerles una visión de este país un poco diferente (pues, resulta ser muy distinta) de la que nos muestran los medios occidentales», explica también en la reseña. Gabrielle hizo su primera visita a Rusia hace unos años mientras estudiaba en Estocolmo. Tuvo la oportunidad de visitar San Petersburgo por un día, y, siempre curiosa, no dudó en emprender ese viaje. Ese día llegó a ser un punto de inflexión que cambiaría la vida de la francesa para los próximos años, y quién sabe, tal vez para siempre.

San Petersburgo le pareció el París de la época de sus abuelos, evocando la vieja Francia que viene desapareciendo rápidamente.

Al regresar a Suecia, se puso a aprender el ruso recurriendo a la ayuda de libros, películas y vídeos de Internet, además de buscar amigos rusos para practicar el idioma. Ya había tomado la decisión de ir a Rusia por un período más largo y había comprado un billete de avión, pero la pandemia intervino y su vuelo fue cancelado.
A pesar de que la COVID-19 perturbó su sentido del olfato, su sueño de vivir en Rusia se mantuvo intacto y no desapareció durante los dos años de la pandemia. Ella llegó al país en uno de los primeros vuelos una vez levantadas las restricciones.

Ahora la joven trabaja de ingeniera biológica en Moscú en una de las empresas innovadoras, viajando en su tiempo libre por el país eslavo y grabando vídeos. A lo largo de su estancia en Rusia Gabrielle ha visitado Siberia, Sochi y numerosas ciudades ubicadas en la parte central del estado. La joven habla francés principalmente, pero de vez en cuando cambia al ruso, reflejando su inmersión en la cultura y el idioma rusos durante su estancia en el país.

Tras haber pasado casi toda su vida en los países occidentales, al contar sobre Rusia Gabrielle la compara con Europa, y el Viejo Mundo a menudo sale perdiendo. Por ejemplo, menciona que debido a que Moscú es una ciudad hermosa, limpia y segura, no teme dar paseos por la noche, algo que no se permite hacer en Francia desde hace mucho tiempo.
En particular, contó que hace poco a plena luz del día paseando con su familia por su ciudad natal de Montpellier ella había sido rodeada por una banda de adolescentes agresivos, y solo gracias a un golpe de suerte lograron salir ilesos ella y sus padres. «¿De qué sirven la libertad y la prosperidad de las que tanto se habla en Occidente si te estremeces con cada paso que das?», se pregunta.

Según Gabrielle, la sociedad rusa también le gusta más que la europea. Por ejemplo, en lo que respecta a las relaciones entre hombres y mujeres, la joven destaca que percibe una dinámica diferente en Rusia, donde a menudo observa un mayor aprecio por la feminidad y una actitud más caballerosa por parte de los hombres, lo cual contrasta con algunas experiencias que ha tenido en Europa, donde percibe un cambio en las relaciones de género hacia una dinámica más igualitaria pero a veces menos galante.

En Europa, agregó, la feminidad se percibe como una debilidad y la aspiración de las mujeres a ser guapas se considera ridícula. También expresó que en Europa se tiende a satirizar las cualidades innatas de los hombres, como la fortaleza física o la valentía, en lugar de valorarlas. Al mismo tiempo, Gabrielle está convencida de que tanto hombres como mujeres están insatisfechos con esta situación.
La chica sostiene que la corrección política, que ha permeado todas las esferas de la vida en Europa, ahoga cualquier conversación sincera, cualquier intercambio de opiniones genuino de corazón a corazón, mientras que en Rusia todo esto se ha preservado.

Entre las muchas cosas que Gabrielle admira en Rusia, hay algunas que aún no comprende del todo. La riqueza cultural y las tradiciones arraigadas la cautivan, pero a veces se siente desconcertada por aspectos de la sociedad rusa que difieren de lo que está costumbrada en Occidente. Por ejemplo, no logra comprender completamente el hecho de que algunos rusos parecen menospreciar los logros y beneficios de su propia Patria, pasando por alto el desarrollo y el progreso que Rusia ha experimentado. Ella compartió una anécdota en la que un colega ruso intentó disuadirla de viajar en vagones-litera, mencionando la suciedad y el traqueteo, pero admitió que él mismo había viajado de esa manera hace 20 años. Por lo tanto, uno de los objetivos del videoblog de Gabrielle se convirtió en proporcionar información sobre Rusia a los propios rusos.

Una creciente cantidad de extranjeros está recurriendo a la creación de canales de YouTube y páginas web en redes sociales centradas en Rusia como medio para perfeccionar sus habilidades en el idioma. Esta tendencia refleja el creciente interés por la cultura y el idioma ruso en la comunidad global en línea.

Para aquellos que llegan a Rusia con el propósito de estudiar, el país ofrece una abundancia de experiencias asombrosas y maravillosas dignas de compartir en Internet. Desde sus ricas tradiciones culturales hasta sus paisajes impresionantes: cada rincón de Rusia es una fuente inagotable de inspiración para aquellos que desean difundir su fascinación a través de la red. Estos estudiantes, inicialmente compartiendo sus hallazgos con compatriotas, pronto encuentran eco entre la audiencia rusa, ampliando así su impacto y contribuyendo a la interacción cultural entre ambos grupos.

Bajo el título de «Cristal de Perú», un canal en línea es protagonizado por una latina sonriente, Cristal, quien, mientras cursa estudios en ciencias políticas en Moscú, ha dedicado un año entero a compartir sus descubrimientos sobre Rusia con una audiencia global.

Al visitar la Exposición-Foro Internacional «Rusia» en VDNJ («Exposición de los logros de la economía nacional», el mayor espacio de exposición en el país), Cristal, no dudó en elogiar al pueblo ruso, destacando su notable apertura y fortaleza. «Creo que el pueblo ruso es uno de los más abiertos y eso se radica en su fuerza», afirmó con convicción. Para ella, la historia demuestra la constancia de los rusos en mantener su fortaleza, lo que, según sus palabras, «aporta mucho a la comprensión del carácter de esa nación eslava». Cuando era niña, por voluntad del destino, estudió durante cuatro años en una escuela ruso-peruana y se interesó por Rusia. Posteriormente, al tener la oportunidad de acceder a una universidad rusa y continuar sus estudios de forma gratuita gracias al programa de becas, Cristal no dudó en aprovecharla.

Hace un mes, elaboró uno de su más recientes videos titulado «¿Por qué amo a Rusia?», una producción en la que ha puesto un cuidadoso trabajo durante semanas. Durante una grabación de 17 minutos, la peruana detalló minuciosamente las ventajas de residir en este distante país del norte.
Al destacar las cualidades que más valora en Rusia, Cristal hizo hincapié en la seguridad, una preocupación constante en América Latina, región ampliamente reconocida por sus desafíos en este aspecto. En el Perú, conscientes de la importancia de la seguridad, muchos, incluida Cristal, llevan sus móviles y efectivo con extrema precaución, e incluso optan por dejarlos en casa en algunos casos. Cristal advierte sobre los riesgos que enfrentan las mujeres al caminar por las calles del Perú, especialmente por la noche, destacando la precaución necesaria al vestir con prendas cortas. Además, señala la existencia de barrios peligrosos que incrementan aún más la preocupación por la seguridad personal.
Sin embargo, enfatiza, la situación en Rusia no se asemeja en absoluto a la realidad que conocen en América Latina. Aquí, en Rusia, Cristal se siente completamente libre y disfruta de la libertad de vestirse como desee, algo que encuentra reconfortante y liberador en comparación con las restricciones que experimenta en el país andino.

Además de la seguridad, Cristal enumeró una serie de ventajas de la vida en Rusia, que van desde la impresionante arquitectura y belleza natural hasta la rica preservación de tradiciones familiares, cultura e historia del país.

Enfatizando un aspecto clave, Cristal resalta el respeto hacia las mujeres en Rusia como una de las cualidades que más valora. Expresa su admiración por la forma en que los hombres rusos tratan a las mujeres, destacando esta actitud como un aspecto significativo de la cultura rusa que la ha impresionado favorablemente.

Según la peruana, los hombres rusos se distinguen por su atención y respeto, mostrando una caballerosidad que ella encuentra notable y apreciable. Al contemplar su regreso a América Latina desde Rusia, Cristal expresa su preocupación por sentirse incómoda, anticipando la falta de gestos corteses como abrir puertas o ayudar con bolsos pesados, una diferencia notable en comparación con la atención y cortesía que experimentó en Rusia.
Reflexiona sobre el alto estándar de cortesía establecido por los hombres rusos, reconociendo que le resultará difícil adaptarse a un ambiente donde tales gestos de cortesía no son tan comunes. Sus expectativas han sido elevadas por la experiencia en Rusia y teme que desacostumbrarse de esta cortesía sea un desafío considerable al regresar a su país de origen.

Al igual que Cristal, Yumiko, una japonesa, también llegó a Rusia en busca de conocimientos y habilidades, destacando la reputación del país en áreas específicas como uno de los principales motivos de su viaje. Yumiko, una joven dedicada al ballet, reconoce que para alcanzar la perfección en este arte es imprescindible recorrer el camino hacia Rusia. El país no solo establece modas y cánones en esta esfera, sino que también representa un epicentro de excelencia y tradición en el mundo del ballet, lo que motiva su decisión de buscar conocimientos y experiencia en este lugar emblemático.

Yumiko compartió con sus seguidores que su primer encuentro con Rusia fue a la edad de 15 años, cuando visitó el país como turista. Desde entonces, quedó cautivada por su cultura y su arte, lo que la llevó a regresar años después en busca de profundizar su pasión por el ballet y adquirir conocimientos más profundos sobre esta forma de arte.

En un video grabado en marzo de 2024, Yumiko reflexiona sobre su primer encuentro con Rusia hace 15 años, destacando los cambios significativos que ha presenciado desde entonces. Según sus palabras, tanto Rusia como Moscú han experimentado una transformación notable para mejor, lo que refleja el progreso y el desarrollo del país a lo largo de los años. «Alcancé un logro notable al ser admitida en la prestigiosa Academia Estatal de Coreografía de Moscú, un paso crucial en mi trayectoria hacia la excelencia en el arte del ballet. La Academia de Moscú es reconocida como una de las mejores escuelas de ballet del mundo, tanto es así que muchos padres japoneses aspiran a que sus hijos estudien allí, reconociendo su prestigio y excelencia en la formación de bailarines».

Después de varios años de estudios en Rusia, la mexicana Paula García ha dominado el idioma ruso al punto de que podría pasar desapercibida como una rusa nativa, demostrando su dedicación y habilidad para adquirir fluidez en este idioma extranjero.
Aunque conserva un ligero acento, su dominio del idioma ruso es tan impresionante que apenas se percibe, reflejando su dedicación y habilidad para alcanzar un nivel casi nativo en el idioma.

Durante su estancia en Rusia, Paula ha explorado numerosos aspectos fascinantes del país, desde su invierno encantador hasta sus diversas peculiaridades culturales. Con todo su corazón, se ha enamorado del invierno ruso y ahora comparte sus apasionadas impresiones con sus seguidores en YouTube y otras plataformas de redes sociales, ofreciendo una ventana única a la vida y la cultura rusas desde la perspectiva de una extranjera entusiasta.

En el video, Paula explica que una de las razones por las que se ha enamorado del invierno ruso es porque las casas en Rusia están preparadas para el clima frío. En contraste, en México, el invierno más frío alcanza los cinco grados sobre cero. «En México, pocos edificios tienen esta infraestructura de calefacción. Esto significa que, durante el invierno, la temperatura dentro de las casas mexicanas es casi igual a la del exterior, proporcionando un contraste notable con las condiciones en Rusia».

Además, Paula ha encontrado que el invierno ruso no solo es hermoso, sino que también inspira su creatividad y la impulsa a trabajar. El clima frío despierta en ella un deseo de ponerse manos a la obra, imaginar y crear proyectos, lo que resalta la conexión entre la estación invernal y su productividad. También encuentra placer en encender la cámara y compartir con sus compatriotas la belleza y la realidad de un país maravilloso, mostrando que no todo es como se presenta en la televisión. Para Paula, esta es una oportunidad invaluable para ofrecer una visión auténtica y enriquecedora de la vida en Rusia, alejada de los estereotipos y las percepciones preconcebidas.


Selección de material, redacción y traducción:
Club de estudiantes “Latidos Unidos” de la Universidad Estatal de Moscú de Relaciones Internacionales (MGIMO
)

Fuentes:

  1. https://russkiymir.ru/publications/323845/
  2. https://russkiymir.ru/upload/medialibrary/e8b/e8be7e9ee5d66d429cd37ad5a794e916.jpg
  3. https://russkiymir.ru/upload/medialibrary/25b/25b735b06eb4ad4eba114ccdb901d8c2.jpg
  4. https://youtu.be/w5dyUhTYKaA
  5. https://russkiymir.ru/upload/medialibrary/88f/88fa867173470924c4cb763a0ea03f91.jpg
  6. https://youtu.be/35UKyrktpJA
  7. https://youtu.be/FbYLerxv7VA
  8. https://youtu.be/WTXvOqUki74

@BricsLat

/Fuente de imagen: BricsLat

Continuar leyendo

Sociedad Ahora Rusia

La Pascua Ortodoxa, tradición milenaria. ¿Por qué difieren las fechas con la Católica?

Publicado

En

La Pascua, también conocida como el Domingo de Resurrección, marca la festividad más significativa para los cristianos, que este año fue celebrada el 5 de mayo por la Iglesia Ortodoxa. 

Se establece el primer domingo después de la primera luna llena de primavera como la fecha de la fiesta. Debido a este método de cálculo, la fecha de la Pascua varía de un año a otro, pero siempre se celebra en domingo, simbolizando no solo la resurrección de Jesús.

La razón por la cual las fechas de la Pascua en la Iglesia Católica y la Ortodoxa no coinciden radica en el uso de diferentes calendarios.
Conoce más sobre tradiciones y costumbres de la Pascua ortodoxa Rusa, con sus coloridos regalos y exquisitas comidas 

La Historia Y Las Tradiciones Del Festejo

El término «Pascua» tiene sus raíces en el verbo hebreo «pésaj» (en hebreo פסח), que se traduce al español como «librar» o «pasar por alto», proporcionando una perspectiva fascinante sobre el significado histórico de esta festividad religiosa. La Pascua del Antiguo Testamento conmemora los eventos cruciales del éxodo de los judíos desde el antiguo Egipto hacia la Tierra Prometida.

Según la parábola bíblica, la firmeza del faraón en no permitir la salida de los hebreos llevó a un desenlace trágico: el Ángel del Señor descendió y castigó con la muerte a todos los primogénitos egipcios debido al corazón obstinado y cruel del gobernante. En un giro de los acontecimientos, los primogénitos hebreos fueron protegidos de la tragedia debido a que sus familias cumplieron con el mandamiento de Dios, mientras que los de los egipcios sufrieron las consecuencias de la desobediencia del faraón. Según la tradición, para proteger a los primogénitos hebreos, sus familias debían sacrificar un cordero o un cabrito de un año, hornearlo y consumirlo, mientras ungían el marco de la puerta de su vivienda con la sangre del animal sacrificado. Este acto servía como un signo para el Ángel del Señor, quien pasaba por alto esas casas durante la trágica noche del castigo divino.

La ejecución de la plaga dejó al faraón aterrado, lo que finalmente lo llevó a ceder ante la demanda de Moisés de liberar al pueblo hebreo de la esclavitud. Desde entonces israelíes festejan la Pascua como el día de la liberación de la esclavitud en Egipto y la salvación milagrosa de los primogénitos hebreos sobre los que se cernía la muerte. Incluso en los primeros tiempos del cristianismo, la Pascua del Antiguo Testamento fue interpretada como un prototipo simbólico de la muerte y la Resurrección de Jesús, sentando las bases para la comprensión teológica de la festividad en el contexto cristiano.

¿Cuál Es El Método Utilizado Para Determinar La Fecha De La Semana Santa Cada Año?

En sus inicios, la fecha de la Pascua cristiana se determinaba según el calendario judío, celebrándose el primer domingo después de la Pascua judía, cuya fecha era calculada por la comunidad judía. Sin embargo, en el siglo III, cambios en el calendario judío provocaron discrepancias significativas en la fecha de la Pascua cristiana, generando un debate teológico y eclesiástico sobre su cálculo. Para abordar este desafío, el emperador Constantino propuso la creación de reglas específicas para calcular la fecha de la Pascua, con el objetivo de establecer un estándar unificado dentro del cristianismo. La fecha de la Pascua se determina mediante una fórmula que utiliza datos astronómicos, incluyendo el día del equinoccio de primavera y la fase de la luna llena. Según este cálculo, se establece el primer domingo después de la primera luna llena de primavera como la fecha de la fiesta. Debido a este método de cálculo, la fecha de la Pascua varía de un año a otro, pero siempre se celebra en domingo, simbolizando no solo la resurrección de Jesús, sino también el renacimiento espiritual de cada alma cristiana.

Nota de Redacción: La adopción del calendario del papa Gregorio XIII para corregir el desfase del calendario juliano provocó que quienes fueron a dormir la noche del 4 de octubre se despertaran el día 15. El calendario juliano no s utiliza por ningún país, pero todavía se utiliza en muchas iglesias ortodoxas para determinar la Pascua. La diferencia entre el calendario Gregoriano y el Juliano es hoy de 13 días – Fuente National Geographic

La razón por la cual las fechas de la Pascua en la Iglesia Católica y la Ortodoxa no coinciden radica en el uso de diferentes calendarios: la Iglesia occidental sigue el calendario gregoriano, mientras que la mayoría de las iglesias ortodoxas utilizan el calendario juliano. En correspondencia con el calendario gregoriano que sigue la Iglesia Católica, este año la Pascua fue celebrada el 31 de marzo.

La Cuaresma: Preparación Espiritual De Siete Semanas Para La Pascua

Durante toda la Cuaresma, los creyentes se preparan para la Pascua con el fin de experimentarla como un día de resurrección no solo para Jesús, sino también para sus propias almas.

Una semana antes de la Pascua, los cristianos celebran una de las festividades más queridas y solemnes: la Entrada de Jesús en Jerusalén, conocida como el Domingo de Ramos. Esta celebración marca el inicio de la Semana Santa y conmemora el triunfal recibimiento de Jesús en la ciudad santa. Durante la celebración del Domingo de Ramos, los feligreses acuden a la misa portando ramas de sauce, las cuales simbolizan las ramas de palma con las que los judíos recibieron a Jesús durante su entrada gloriosa en Jerusalén. Esta práctica conmemora el evento histórico y marca el inicio de la Semana Santa, recordando la transición de la aclamación pública a la pasión y crucifixión de Jesús en los días venideros.

Tras la finalización de la misa, las ramitas de sauce son bendecidas y llevadas a casa por los fieles, quienes las conservan junto a sus iconos religiosos hasta el año siguiente. Las ramas de sauce bendecidas en el Domingo de Ramos han generado numerosas creencias populares y supersticiones que perduran a lo largo del tiempo. Por ejemplo, algunas personas creen que barrer la casa con estas ramas las consagra, mientras que otras las entierran en el huerto para asegurar una cosecha abundante. Es importante destacar que las ramas bendecidas no se desechan, sino que se deben enterrar o quemar, asegurando que se les dé un tratamiento adecuado y se evite la profanación de lo bendecido.

@RussiaBeyond

La Semana Santa, formada por los últimos siete días anteriores a la Pascua, es un período destacado en la liturgia cristiana. Cada uno de estos días, conocidos como «santos», conmemora eventos cruciales en la vida de Jesucristo, desde su entrada triunfal en Jerusalén en el Domingo de Ramos hasta su crucifixión y posterior resurrección. Durante la Semana Santa, los creyentes buscan asistir a todas las misas, ya que la Iglesia conmemora los últimos días de la vida terrenal del Salvador. Esta semana sagrada es una oportunidad para reflexionar profundamente sobre los eventos que llevaron a la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, y para renovar el compromiso espiritual con la fe cristiana.

El Miércoles Santo, en el Evangelio del día se recuerda la traición de Judas, uno de los discípulos de Jesucristo, quien entregó a su Maestro por 30 piezas de plata. Mientras que el Jueves Santo se conmemoran los eventos de la Última Cena, la angustiosa noche en el jardín de Getsemaní, el juicio y la entrega de Jesús a los sufrimientos insoportables.

El Jueves Santo es conocido entre el pueblo como «Jueves Limpio». Durante este día, los creyentes acuden a la iglesia con el fin de comulgar, conmemorando la última cena de Jesús con sus apóstolesA continuación, los parroquianos se dedican a preparar sus hogares para la celebración: limpian meticulosamente sus casas, cocinan los alimentos tradicionales, como el kulich (bizcochos con pasas que los rusos suelen preparar para la cena de la Pascua) y tiñen huevos.

@Interfax

El Viernes de Dolores es considerado el día más lúgubre de la Semana Santa, ya que conmemora la crucifixión de Jesucristo, que tuvo lugar en un viernes de la misma semana. Las lecturas del Evangelio en el Viernes Santo se centran en la descripción detallada de la Pasión de Cristo. Estas narrativas conmueven a los fieles y los llevan a reflexionar sobre el sufrimiento y el sacrificio de Jesucristo en la cruz.

El último día antes de la Pascua es conocido como el Gran Sábado. Durante este día, en los eventos del Evangelio se describe el descenso de Jesús de la cruz y su entierroEn esta jornada, las personas llevan a la iglesia las golosinas preparadas para la Pascua, como la pascua, kulichí y los huevos decorados, para ser bendecidos. Al terminar la liturgia, los creyentes se ponen a prepararse para la fiesta, mientras que en la iglesia comienzan a bendecir las golosinas de la Pascua.

La misa pascual marca el final de la Semana Santa, culminando una semana de reflexión y celebración en la tradición cristiana. Incluso aquellos que rara vez acuden a la iglesia intentan asistir a la misa nocturna de Pascua, por lo que es recomendable venir con anticipación para asegurarse un lugar. A medianoche, los feligreses, acompañados por el clero, participan en una procesión religiosa alrededor del templo, entonando con alegría el grito de «¡Cristo ha resucitado!». Durante los cuarenta días que siguen a la Pascua, hasta el final de la celebración de la Resurrección de Cristo, los creyentes se saludarán con el alegre grito de «¡Cristo ha resucitado!» en lugar del saludo ordinario de «hola».

Después de la misa, los cristianos, que han ayunado durante más de cuarenta días, regresan a sus hogares para celebrar la Pascua. Allí, preparan una mesa bien adornada y rica en platos especiales, que incluyen kulichí, huevos decorados y la propia pascua (un plato típico de la Pascua ortodoxa, preparado con requesón).

En Rusia, La Pascua No Solo Es El Nombre De Una Festividad Religiosa, Sino Que También Está Estrechamente Relacionada Con La Tradición Culinaria Y La Preparación De Platos Especiales.

Según el Diccionario de la Lengua Rusa de Ózhegov, uno de los significados de la palabra rusa «pascua» es «un dulce de requesón en forma de pirámide cuadrangular», que se prepara para la fiesta de la Resurrección de Cristo.

Nota de Redacción: El requesón es un derivado lácteo de textura granulosa obtenido a partir de la parte sólida de la leche, una vez esta se ha cortado. No debe confundirse con la ricotta italiana, que se obtiene por la fermentación y cocción del suero. Este suero es un subproducto sobrante de la elaboración de los quesos.​

Simboliza el Santo Sepulcro, por lo que los lados de la pascua suelen llevar las letras «ХВ» (en ruso corresponden a la frase «Cristo ha resucitado»). Este símbolo, así como la imagen de la corona de espinas, la lanza y otros símbolos del sufrimiento de Cristo, están estampados en el interior del molde en el que se prepara la pascua.El ingrediente principal de una pascua es el requesón natural fresco. Antes de preparar una pascua hay que envolverlo en una gasa y ponerlo bajo un peso en un plano inclinado, para que escurra el exceso de líquido. La preparación de la pascua cruda sigue en gran medida el mismo proceso. Sin embargo, la elección de ingredientes adicionales varía según los gustos gastronómicos individuales. Se pueden agregar ingredientes como chocolate, pasas, frutas confitadas, nueces, entre otros, para personalizar el sabor y la textura según las preferencias personales.

Regalos Para La Pascua

El regalo más popular para la Pascua es el huevo, ya sea real o bellamente decorado. Puedes optar por huevos elaborados de madera y pintados a mano, joyería con diseños de huevos decorativos, o incluso huevos de chocolate exquisitamente elaborados. Esta tradición es una forma encantadora de celebrar la Pascua y compartir alegría con tus seres queridos.

@EspanaRusa

Además de los huevos decorados, también se regalan diversas obras de artesanía que se elaboran especialmente para la Pascua y se venden en abundancia en las tiendas de todas las iglesias o monasterios antes de la festividad. Estas obras de arte pueden incluir desde iconos religiosos y figuras talladas hasta tejidos tradicionales y cerámica decorativa, ofreciendo una amplia variedad de opciones para compartir buenos deseos y celebrar la temporada de Pascua. Todos esos objetos están bendecidos y no solo son significativos desde el punto de vista espiritual, sino que también fortalecen la conexión de los creyentes con su fe y les brindan la oportunidad de enriquecer su práctica religiosa en el hogar.


Selección de material, redacción y traducción:
Club de estudiantes “Latidos Unidos” de la Universidad Estatal de Moscú de Relaciones Internacionales (MGIMO
)

Fuentes:

  1. https://www.interfax-russia.ru/view/pasha-sut-prazdnika-i-tradicii-kakogo-chisla-budet-pasha-v-2024
  2. https://www.interfax-russia.ru/storage/news/2024/04/02/71a715c80f43489c335c0a478c2d0401.jpg
  3. https://www.interfax-russia.ru/storage/images/2024/04/02/de4cb494b5abef7759c7286eb1f418f5.jpg
  4. https://www.interfax-russia.ru/storage/images/2024/04/02/cbbccd5433e67bfeef3da11c0d637d58.jpg
Continuar leyendo

Continuar leyendo