Conéctate con nosotros

Cultura Cosas Nuestras

Leyendas urbanas: Nuestro Gauchito Gil y la diosa africana de Yemayá.

Publicado

En

En Argentina, tenemos la historia de Antonio Mamerto Gil Nuñez que batalló en la guerra de la Triple Alianza, tuvo una visión donde un dios guaraní le pide que no derrame más sangre, es cuando decide desertar del ejército. Por su rebeldía y por enamorarse de la mujer de un comisario es mandado a matar. Fugitivo, robaba a los ricos para darle a los pobres, se salvó de morir una vez debido a llevar unas medallas de la San La Muerte, y cuando al fin es capturado y asesinado se convierte en una de las leyendas urbanas más importantes de nuestro país, defensor de los más humildes. Este gaucho alegre y festivo se asemeja al espíritu jovial y jocoso de Yemayá, quien es una diosa popular importante en Brasil y otros países que sostienen algunas creencias africanas. Representa la fertilidad, la purificación, la maternidad, el origen de la vida, protectora de los mares y de quienes los navegan. Patrona de pescadores y trabajadores del mar.

Entre los mitos urbanos argentinos más reconocidos se encuentra la Difunta Correa (a quien se le pide sobre hechos imposibles, ya que se su primer milagro se alude a dejar con vida a su pequeño hijo que pudo continuar alimentándose gracias a ella), el Gauchito Gil (defensor de pobres y humildes), Ceferino Namuncurá (el santo de la patagonia, un joven salesiano argentino aspirante al sacerdocio, de orígenes mapuche que se dice que representa la prueba más convincente de la fidelidad con la que los primeros misioneros mandados por don Bosco lograron repetir aquello que él había hecho en el Oratorio de Valdocco:  formar jóvenes santos), Gilda, Rodrigo (cantantes de cumbia y cuarteto respectivamente que se ganaron la devoción de sus seguidores), y el reconocido San Expedito (al que se acude para causas díficiles, principalmente relacionada a los estudios). Todos ellos fueron santificados por el pueblo, y se les agradece o pide protección, como así también se le piden cosas como si lo hiciéramos con un amigo. Los devotos jamás se olvidan de tocar bocina al pasar por alguno de los miles de pequeños altares que se edifican en las banquinas de las rutas nacionales. Muchos se detienen y bajan, le prenden una vela, les dejan diferentes ofrendas según el caso.

Por otro lado, también hay leyendas que traspasan fronteras, como es el caso de Yemayá (Iemanjá) de la religión yoruba (de África), diosa Orisha del mar. Es también la madre de todos los seres vivos y reina del amor por excelencia. Se dice que Yemayá es la deidad que representa los mares, la maternidad (el nacimiento y el renacimiento) y el amor. Para quienes no lo saben, la religión Yoruba, es conocida también como Regla de Ocha, Santería, Vudú, Macumba o Candomblé, y es originaria del oeste africano. Concretamente de la parte que ocupan en la actualidad Nigeria y Benín principalmente. También, es la religión mayoritaria del pueblo Yoruba llevado a la fuerza por los esclavistas al Caribe, donde se camufló con los santos de la religión católica. A esta práctica se la conocía como sincretismo religioso.

Imagen de ASJ, sacada en la playa de Ingleses en Florianópolis, Santa Catarina de Brasil.

Los santos populares, cada uno con sus particularidades, atravesaron sufrimientos, abandonos, desamores y pudieron trascenderlos. Ellos son parte de nuestra idiosincracia como pueblo que, también, siente, sufre, agradece y celebra. La investigadora argentina María Rosa Lojo identifica tres características fundamentales en ellos:

  • Una tiene que ver con tener una cercanía con las clases más humildes, ya sea por pertenecer a ellas, o por haber dedicado la vida a su servicio.
  • La segunda, con haber pasado, a juicio de los devotos, por pruebas, obstáculos y sufrimientos que a menudo desembocan en la muerte violenta, en plena juventud.
  • Y la tercera, hacer milagros.

La hagiografía, que es la ciencia que estudia la historia de las vidas de los santos, jamás podrá ser precisa acerca de la vida de un santo popular, de un santo pagano. Es decir, busca acercarse lo máximo posible a las bases de cada historia. Siguiendo esta línea podemos describir lo que sabemos de algunos de ellos, uno argentino y una africana instalada en Brasil:

1- Gauchito Gil. Antonio Mamerto Gil Nuñez, hijo de José Gil y Encarnación Nuñez, nació un 12 de agosto de un año que podría ser 1847, en Mercedes, provincia de Corrientes, en una zona que en guaraní llamaban Paiubre. Se dice que amaba los bailes y las fiestas, en especial la de San Baltazar, el santo cambá. Era devoto de San La Muerte, tenía un excelente manejo del facón y su mirada hipnótica era temible para los enemigos y fulminante para las mujeres.

La historia registra que fue un peón rural, que sufrió los horrores de pelear en una guerra entre hermanos, en la Guerra de la Triple Alianza, y que luego fue reclutado para formar parte de las milicias que luchaban contra los federales. La leyenda cuenta que Ñandeyara, el dios guaraní, se le apareció en los sueños y le dijo: “no quieras derramar sangre de tus semejantes”. El Gauchito no lo dudó más y desertó del Ejército. Esa rebeldía, y conquistar a la mujer que pretendía un comisario, fueron algunos de los motivos de su sentencia de muerte. Le siguieron otras desobediencias intolerables para el poder de turno: se ganó el amor y la complicidad de la peonada correntina que lo empezó a conocer como a un justiciero, como a un héroe que protegía a los humildes, que robaba a los ricos para darle a los pobres, que vengaba a los humillados y que sanaba a los enfermos. El pueblo lo protegió, lo alimentó y lo cuidó hasta que lo capturaron.

Fue la policía que lo atrapó mientras dormía, luego de una noche de juerga en el marco de las fiestas por San Baltazar. Sus dos amigos fueron abatidos al instante de ser descubiertos pero al Gauchito Gil no le entraron las balas. Lo salvó un amuleto de San La Muerte que colgaba de su cuello. Con sus múltiples variaciones, los relatos orales cuentan que aquel 8 de enero de 1874 o 1878 para otros, decidieron trasladarlo a la ciudad de Goya para ser juzgado, pero en el camino, a 8 kilómetros de Mercedes, cambiaron los planes y los miembros de la tropa lo colgaron boca abajo en un árbol de la zona.

Ninguno de los presentes, soldados de origen humilde, conocedores y respetuosos de las andanzas del Gauchito, se animó a ejecutarlo. Finalmente, el coronel Velázquez, contra su voluntad y siguiendo órdenes de un superior, lo degolló. Dicen que su sangre cayó como una catarata que la tierra se bebió de un sorbo. En ese mismo instante nació el mito y su asesino se convirtió en su primer devoto.

Con la sangre de un inocente se curará a otro inocente”, le dijo el gaucho a su homicida antes de ser decapitado. El coronel, luego de entregar a las autoridades la cabeza de Antonio Gil, se fue a su casa y al llegar encontró moribundo a su hijo. En la desesperación recordó las palabras del gaucho y cabalgó a toda velocidad hasta la zona donde habían enterrado el cuerpo y puesto una cruz de ñandubay. Juntó los restos de la tierra todavía húmeda por la sangre, untó a su hijo con ella y ocurrió el milagro. En los último 30 años la devoción al Gauchito Gil se expandió a borbotones y se convirtió en el santo pagano más querido de la Argentina, su santuario principal está en la ruta N°123 de la pequeña localidad de Mercedes, Corrientes. En el caso del Gauchito, su presencia se fue extendiendo porque los camioneros, que tenían paso obligado por Mercedes, se fueron haciendo devotos y comenzaron a construirle altares en las rutas argentinas, como en su momento lo hicieron para la Difunta Correa.

En esta imagen se pueden ver altares del Gauchito y de Yemayá juntos.

2- Yemayá/ Iemanjá:

Según su historia, nació cuando Olofi (el hijo del dios supremo) decidió crear el mundo, después de apagar con agua el fuego que envolvía el planeta. Su padre le dio una poción para huír de todo posible peligro. Con el paso de tiempo, se casa y tiene más de 10 hijos. De Yemayá y Obbatalá (su pareja) nacieron los otros 16 orishas del panteón yoruba. Yemayá representa la fertilidad, la purificación, la maternidad, el origen de la vida, sintetizada en el agua salada de los mares. El agua dulce, los ríos, las lagunas y el dinero están representado en la religión Yoruba por Ochún. Su nombre significa “madre cuyos hijos son como peces“. Por amamantar a sus hijos, sus senos quedaron enormes, avergonzada, porque su marido se burlaba de ésto, decidió separarse y salir en busca de la felicidad. Entonces conoce y se enamora de Okerê, quien prometió nunca burlarse de ella por sus pechos. Aunque ésto no sucede, y una noche borracho la molesta, entonces ella huye nuevamente. El rey intentó perseguirla para disculparse, pero ella usó la poción que le dio su papá y con el motivo de escaparse se dice que se convirtió en un río que desembocaba en el mar. Por miedo a perder a su esposa Okerê se transformó en una montaña para impedir que ese río llegue al mar, volvíendo hacia él. Pero se dice que Iemanjá pide ayuda a su hijo Xangô, que con un rayo parte la montaña al medio, dejando al río seguir su camino para encontrarse con el oceáno donde se volvió la Reina del Mar.

Cuida de las aguas para cumplir su pacto con  Ochún, su número es el 7 y se sincretiza con la Virgen de Regla del santoral católico. Protege a sus hijos (fieles) de todo tipo de afecciones relacionadas con el vientre que impliquen enfermedad o muerte a través del agua, la lluvia o la humedad, pero se sabe que su protección no es gratuita. A Yemayá le gusta que le regalen flores, sus hijos deben convocarla con rosas blancas en la orilla del mar. A ella le han cantado y tocado Celia Cruz, La India, Héctor Lavoe, Tito Puente, Celina y Reutilio, Orquesta Dee Jay, Willie Colón y Sonora Ponceña entre otros. 

Para las religiones africanas es la patrona de los pescadores y todo trabajador del mar, se dice que es ella quien elige el destino de todo aquel que decide entrar al mar. Aunque también es denominada como la afrodita brasilera, diosa del amor a la que recurren los enamorados del país vecino. En Brasil adoptó varios nombres: Dandalunda, Inaé, Ísis, Janaína, Marabô, Maria, Mucunã, Princesa de Aiocá, Princesa do Mar, Rainha do Mar, Sereia do Mar, etc.

Cada dos de febrero se celebra su día, y en las playas grandes cantidades de personas vestidas de blanco hacen una procesión hasta los templos y santuarios de Iemanjá, donde dejan diferentes presentes y ofrendas (principalmente en Salvasdor de Bahía, Brasil). Generalmente los colocan en barcos que liberan en el mar. Se dice que la gente danza y entre las ofrendas están perfumes, rosas (principalmente blancas o azules), barcos con espejitos pegados, etc. Otros días que se la conmemora son el 15 de agosto, 8 y 31 de diciembre.

Foto de ASJ, sacada en Ingleses de Florianópolis, Santa Catarina, Brasil.
Música de Iemanjá con letra en portugués.

Según las fuentes recabadas, Iemenjá es una buena opción para quien gusta de cambiar las energías de su vida y de su hogar por otras más positivas. A ella se le pide equilibrar nuestro destino hacia la felicidad y alegría. Para esto se le puede encender una vela de diferentes colores, según la intención, o llevar una rosa para lanzar al mar con la petición.

Los colores son: blanco para la paz, tranquilidad, armonía. Rosa para el amor universal, azul para la serenidad y para aclarar los pensamientos. Amarillo para la alegría y la prosperidad económica. Rojo para el coraje y la pasión. Y verde para la esperanza, la cura a diferentes enfermedades y a la atracción del dinero. Otro detalle a destacar, es que sus seguidores recomiendan el uso de laurel para atraer mayores ganancias.

/Cultura Popular, Fundación Aquae, web.

Cultura Tendencias

Grido Go: Innovación en la industria de helados argentinos.

Publicado

En

Esta propuesta se materializa a través de unidades móviles equipadas con tecnología de punta y diseñadas para ofrecer una amplia variedad de productos helados.

Además, representa un paso adelante en la evolución de las heladerías, combinando la tradición artesanal con la modernidad y adaptándose a las demandas de un estilo de vida contemporáneo

@agosmanrique

Nuevo Grido Go en Belgrano! Juramento 1953, a cuadras del barrio chino! #barriochino #helado #grido #gridogo #buenosaires #argentina #foryou #viral

♬ Lil Boo Thang – Paul Russell

@agosmanrique

/Fuente de Imagen: Google

Continuar leyendo

Cultura Espectáculos

Un tributo a los Guns’n Roses llega a San Juan.

Publicado

En

La agenda de espectáculos artísticos de marzo en San Juan está cargada de buenas propuestas. Una de ellas es la sinfónica a los Guns’n Roses en el Teatro Sarmiento. Show del que ya se pueden conseguir entradas on-line.

La cita es el 16 de marzo a las 21hs en el legendario Teatro Sarmiento (ubicado en av. Alem a metros de av. Libertador).

Las entradas se pueden conseguir en entradaweb.

Continuar leyendo

Cultura Espectáculos

Estas son las propuestas culturales para la última semana de febrero

Publicado

En

Esta semana, en la provincia se podrá disfrutar de ciclos de cine, jornadas de baile, noche de yoga bajo la luna y presentaciones de artistas locales distinguidos en festivales nacionales.

El Ministerio de Turismo, Cultura y Deporte, a través de sus diferentes polos culturales, ofrece nuevas propuestas recreativas para disfrutar durante el último fin de semana del mes.

Es por ello que la primera propuesta llega la noche del miércoles 21 de febrero, desde las 21:30, en el anfiteatro Buenaventura Luna del Auditorio Juan Victoria. Allí continuará la propuesta de Ciclo de Cine libre y gratuita, organizada por el Ministerio de Turismo, Cultura y Deporte junto a la Universidad Nacional de San Juan a través de su facultad de Filosofía, Humanidades y Artes.

En esta ocasión, se proyectará “Testigo de Cargo”, una película que representa un drama judicial inglés dirigida por Billy Wilder en 1957. Está situado en Old Bailey, Londres, y se basa en el juicio a un hombre acusado de asesinato.

Luego, el sábado 24 el Centro Cultural Conte Grand tendrá su primera experiencia urbana del año. Se trata de una jornada que reunirá a grandes bailarines de la escena.

En este marco, el artista nacional Kotho Nuñez llega a San Juan. Además de su destacada presencia, la propuesta será aún más interesante al sumar la participación especial de Ana Clara Zalazar, profesora de gran trayectoria en el género urbano. Es por ello que está asegurada una clase sumamente interesante.

Para reservar tu lugar, los interesados deberán contactarse al 2645170652 o por redes sociales a través de @experienciaurbanaworkshops. El mismo sábado 24, las acreditaciones serán a partir de las 12:30.

Más tarde ese mismo sábado, el Área de Desarrollo Turístico y Eventos de la Fundación Difunta Correa (FUDICO) invita una experiencia única de Senderismo y Yoga bajo la luna llena en el Paraje Difunta Correa.

El objetivo será fusionar la conexión de la naturaleza con la práctica del yoga, ofreciendo una oportunidad de armonizar los aspectos físicos y mentales de los participantes a través de una visita guiada por el Sendero Los Miradores.

El evento tiene cupo máximo de 30 personas, por lo que requiere reserva previa. El costo es de $3000 y dura alrededor de dos horas. El punto de encuentro será en el Hotel Terraza a las 18.
Para más detalles, los interesados pueden contactarse telefónicamente al 264 479-1273.

Finalmente, en el cierre de la jornada del sábado 24 y desde las 21, (con entrada libre y gratuita) subirán al escenario del Anfiteatro Buenaventura Luna los artistas que resultaron finalistas en los certámenes de Pre Cosquín y Pre Laborde; como así también, la delegación oficial local que fue parte del Festival Nacional de Folklore en el segmento “Postales de Provincia”.

En este marco, la apertura de la noche estará a cargo de “1944: San Juan, Provincia de Eternidad”, la delegación oficial del Gobierno de San Juan que se presentó en el festival de Cosquín en el marco del segmento “Postales de Provincia”.

Luego, la agrupación San Juan presentará “Cueca en San Juan, hacia 1900”, que obtuvo una mención especial en el rubro Conjunto de Danza.

El recitador gauchesco Juanjo Recabarren acompañará con su recitado “2 de abril”, del autor Adrian Maggi, en homenaje a los caídos y veteranos de la Guerra de Malvinas.

Más tarde, la destacada compañía de danza Riveros Luna, finalistas del Pre Cosquín en el rubro Conjunto de Baile Folklórico.

Finalmente, el gran cierre de la jornada será protagonizado por el conjunto de malambo sureño El Ramalazo, flamantes ganadores del Pre Cosquín en el rubro de Conjunto de Malambo.

@SiSanJuan.

/Imagen principal: SiSanJuan/

Continuar leyendo

Continuar leyendo