Conéctate con nosotros

Sociedad Actualidad

Adiós a Pepe Pascual, un sanjuanino ejemplar.

Publicado

En

En el día de ayer nos tocó despedir a Pepe Pascual, una gran persona y la imagen perfecta del sanjuanino que da ejemplo sin necesidad de hacer ruido ni pisar a nadie. Con todo nuestro cariño, damos desde ASJ el pésame a sus familiares y a todos los que tuvieron el placer de conocer a tan noble persona.

Para homenajear a Pepe y su gran ejemplo, recordamos su relato de vida. Que la tierra te sea leve Pepe, descansa en paz.

Todo lugar está plagado de historias valiosas. Normalmente sólo nos llega un eco superficial de las más ruidosas. Desde Ahora San Juan nos acercamos a El Pascual, negocio familiar sanjuanino. Hablamos con Pepe, quien es un ejemplo de honradez, lucha y amor. Lleva toda la vida trabajando desde sus valores y desde hace unos años peleando contra el cáncer. “La vida es un camino por el que vas, a veces te salen obstáculos. Hay que estar preparado para esquivarlos y seguir”. Así lo piensa Pepe. No sólo eso, sino que lo pone en práctica. Como bien afirma: “no hay que decir tanto, hay que hacer”.

Estamos acostumbrados a pensar en la idea del éxito cómo algo que es posible medir en posición social, bienes materiales, reconocimiento, etc. Pero el éxito también es llevar una vida acorde a lo que uno piensa, a sus valores. Trabajar por mantenerse en aquello que uno siente que es lo que está bien. Esto ya no es tan fácil de medir, está en otras cosas más intangibles: la conciencia tranquila, el cariño de los que lo rodean, lo ganado con esfuerzo propio… Estas historias no son tan conocidas, pero están ahí, existen. La vida de Pepe es una de ellas.

“Nací pal culo”, cuenta entre risas. Así empezamos. Nacido en San Juan, un 7 de septiembre del año 1956. José Antonio Pascual Laria, para todos “Pepe” o “El Pascual”. El tercero de cuatro hermanos, a su madre se le complica el parto. Nace de nalgas, que se decía. Estaba apurado por llegar al mundo, así que primero iban los pies, como si ya quisiera ponerse a caminar. Pepe ya sale con un brazo que le queda en otra posición, primer obstáculo en su camino.

 Los padres de Pepe eran inmigrantes. Por parte de madre de Italia, de padre de España. Como muchos en aquellos años, vinieron sin nada. A no sabían dónde y a trabajar desde cero. “Es la cultura que uno ha mamado”, dice Pepe. “Mi viejo, que lo tengo allí arriba, nos enseñó que había que tener respeto. Primero estudiar, pero aparte de estudiar, nos enseñaron de chiquitos a trabajar. Trabajar es parte de la dignidad de la persona, nos decía”, recuerda con nostalgia.

Hoy Pepe lleva su negocio, El Pascual, situado en la esquina de Mendoza y Abraham Tapia. Allá, junto a lo que hoy es el local del almacén, vivían cuando era niño. Tenían unas piecitas de adobe en las que se las arreglaban sus padres y hermanos. Pepe nace en el 56, en el año 58 su papá logra comprar el terreno de la esquina. No había nada. Ahí empezaron a construir lo que sería el futuro del sustento familiar. Cuando Pepe empieza a caminar a la par también empieza la andanza del negocio. Al principio será una carnicería y panadería.

El negocio antiguamente.

Pepe crece viendo a su padre y a su madre trabajar codo a codo para llevar todo hacia delante. Recuerda como su papá se iba en triciclo a la feria a las cinco de la mañana, cuando pudieron incluir verdulería. Desde muy chico ve el esfuerzo y el orgullo del trabajo honrado. No se lo dicen, lo hacen. Él observa y aprende. Va a la escuela cerca, a un par de cuadras. Ya con 8 años comienza a ayudar en el negocio. No como algo impuesto y obligado, sino natural. Le gusta ayudar, es lo que hay que hacer. Es algo de la familia. El chiquito ya tiene la pasión por el fútbol, algo que le acompañará toda la vida. Su padre lo pone al final del local, a llenar bolsitas de azúcar o yerba, para vender suelto. Le prende la radio para poder escuchar los partidos. Gesto de amor del padre al hijo, el cual no olvida.

De a poco van arreglando más el local. El chico va creciendo y sigue ayudando. Por otro lado, continúa con los estudios. Termina la primaria, la secundaria. Sus padres le dan mucha importancia a que estudie, a que pueda tener la oportunidad de estudiar más que ellos. Pepe incluso ingresa en la Facultad, pero después de un tiempo le confiesa al padre:Esto no es para mí. Mirá no quiero perder tiempo ni hacerte perder plata a vos“. Sus hermanas si continúan, se reciben. Pero Pepe se dedica a trabajar, él sabe que ninguna cosa es más que la otra, que lo que él pueda hacer con sus manos tiene la misma dignidad que lo puedan hacer otros con un título.

El joven conoce a otra jovencita. Una chica que vive cerca y va la escuela del Tránsito, a una cuadra del negocio. María, con la que se pone de novio. Ella recuerda la anécdota de cuando estaban de noviecitos, salió de la escuela y fue a verlo. Pepe tenía una gallina en la mano. Ella llegó y él estaba por matarla para preparar el pollo. Fue a partirle el pescuezo, pero se pasó de fuerza. Pepe se quedó con la cabeza en la mano y María con el guardapolvo bañado en sangre. A pesar de eso siguieron juntos, y lo siguen estando. Se casaron jóvenes y formaron familia. Tuvieron cuatro hijos. María sigue estando en el negocio y hoy es la luz que ilumina la esquina con su sonrisa. Ahora es ella la que martillea pollo para preparar supremas.

La Familia Pascual. Pablo, María, Pepe y Sergio.

Por otro lado, la pasión de Pepe sigue su curso. Es fanático de San Lorenzo. Juega al fútbol desde chiquito. Jugaba con un brazo que no estaba bien. Con trece años lo llevan a San Martín. Consigue que lo suban a primera. Pero termina de suplente. No entiende, hasta que un compañero lo llama aparte y le dice la verdad. Le cuenta que es buen jugador, pero que nunca lo pondrán de titular. Por su brazo.“Fue una bomba, dice. Pero Pepe es un luchador, no se va a rendir. Se opera del brazo, vuelve. Primer partido y se lleva un golpe tremendo en la nariz. Es lo último que vio. Se desmayó, lo llevaron al hospital y lo operaron. Dice que ahí empieza a tomar conciencia. Igual vuelve al fútbol. Lo llevan a Alianza. Sigue jugando, pero vuelven los percances. Se ve en la encrucijada de tomar una decisión: “hay que saber darse cuenta a tiempo de lo que te puede suceder más tarde”, saca como aprendizaje. Por duro que fuese, toma la decisión responsable de dejar de jugar. La pasión no afloja. Pepe sigue viendo todos los partidos y no desperdicia si se presenta la oportunidad de charlar de fútbol con cualquiera.

Pepe en sus años de fútbol, el cuarto desde la izquierda.

En el negocio los golpes también llegan. Uno de los más importantes es en el 77, con el terremoto. En aquel momento tienen todo tipo de mercadería. Aceite, vino y otras bebidas en cajas es lo que inunda los productos al romperse con la sacudida. Pierden todo. Hay que volver a empezar. Pepe ya está formando familia, así que su papá divide el local. Construyen de nuevo, entre todos. Porque para las buenas siempre está todo el mundo, pero cuando se miden las cosas de verdad es cuando las papas queman.

Al igual que cuando él era niño, Pepe tiene en el negocio a sus hijos. Se pasean, juegan, hacen vida ahí. Crecen viendo a su papá y mamá trabajar juntos para llevar todo hacia delante. Ayudan desde chicos. El más compañero es Pablito que intenta imitar a su papá. Hasta en cómo tratar a los demás. Los Pascual tienen su clientela. Las cosas van cambiando y el barrio con ellas. La familia de Pepe ha podido ir haciendo frente a todas las malas épocas. Lo que les ha hecho seguir en pie y continuar ha sido el trabajo duro, el esfuerzo y el apoyo mutuo.

Los padres de Pepe con Pablo de niño en el negocio.

La ciudad se ha expandido, y ahora ya forman parte del centro. Ya no hay tantas familias alrededor. Pero ellos siguen manteniendo una clientela fija. Para Pepe es un valor fundamental el tratar bien a los clientes, y se ha asegurado que sus hijos aprendan esto. Con el tiempo les ha salido mucha competencia alrededor, lo que no ha hecho que ellos cambien el hacer las cosas de la forma que creen que está bien. Humildad, respeto, educación, esfuerzo, generosidad. Los valores no son negociables. No pretenden hacerse ricos. Sino vivir en paz y poder ganarse el pan con sus manos.

Pepe con una “clienta de toda la vida”.

A pesar de todo, la vida sigue poniendo pruebas. Una de las últimas y más dura se le presenta a Pepe en año 2019. Le descubren a Pepe un tumor en el colon. Cáncer. Como siempre han hecho, se juntan todos y se preparan para pelearla. Familia y amigos. Pepe es fuerte, tiene un ánimo envidiable y fortaleza de espíritu. Pero en estas situaciones el apoyo es invaluable. Puede que uno esté dispuesto a luchar con todo, pero es natural en ocasiones sentirse débil, flaquear, o desgastarse con cuestiones secundarias. Ahí entran María y sus hijos, a ser una roca cuando se necesita.

El comienzo es difícil, lo operan, tratamientos, estudios, etc. Pero sigue. Por suerte logran extirparle el tumor. Tiene que hacer quimioterapia y esa es una lucha de gran calado. La mente ha de empujar al cuerpo para que pueda tolerar el tratamiento invasivo. Una de las recetas de Pepe es no quedarse quieto, seguir haciendo.

A pesar de todas las dificultades, Pepe no ha dejado de trabajar. Ni de ir al almacén. Incluso va a la feria, al igual que antaño lo hizo su padre. Su fortaleza se basa en mirar a su familia y sentir el orgullo del trabajo bien hecho. Ver a María y a sus hijos hace que nunca afloje. Ahora también a sus nietos. Tiene cuatro, la más chiquita se llama María Paz. Es hermosa. Pepe dice que le han puesto ese nombre y es lo que le da a él. Ha encontrado la Paz.

Con su nieta María Paz.

Pablo ahora es el que lleva el almacén. Igual que el padre de Pepe se lo pasó cuando formó familia, ahora va pasando a manos del hijo. Es igual de trabajador y buena persona, como sus padres. Sigue el ejemplo como sólo podría hacerse con un corazón enorme. Con la ayuda de María y Pepe, que siguen trabajando igual que antes, pues todo es de todos y trabajar en conjunto es lo que mejor hacen. También del hermano más chico, Sergio. El cual, a pesar de tener otro trabajo de docente, en las mañanas trabaja con su familia con una sonrisa permanente y rezumando bondad.

Pablo Pascual atendiendo.

A los hijos de Pablo también se los puede ver ahora haciendo vida en el local. El más grande sigue al padre e intenta copiarlo y ayudar en lo que pueda. Es la cuarta generación de Pascuales que empieza a apuntar a mantener valores y una línea de orgulloso trabajo. Día a día siguen estando y luchando por ganarse la vida, poniéndole el pecho a la que venga. ¿No es esto un éxito?

Uno puede ir hoy y encontrar a la familia Pascual atendiendo con una sonrisa. Cuando el ritmo de clientes está tranquilo, a veces en un rincón está Pepe. En un banquito donde da el Sol, sentado cargándose de energía y disfrutando su propia forma de Paz. Sigue en el camino y esquivando obstáculos.

El negocio hoy.

Continúa la lucha por vencer a la enfermedad, no se rendirá. Es todo un ejemplo de vida, solo hay que pararse a verlo y escucharlo.

/ Imágenes: Ahora San Juan /

Sociedad Actualidad

El calendario de vacunación se amplía para embarazadas.

Publicado

En

El Ministerio de Salud, a través de la División Epidemiología, dependiente del Departamento de Medicina Sanitaria, informa que desde el 1 de marzo se incluirá en el Calendario Nacional de Vacunación una nueva vacuna contra el Virus Sincitial Respiratorio.

Las embarazadas entre la semana 32 a la 36 semana de gestación, deberán colocarse una única dosis contra el Virus Sincitial Respiratorio (VRS), con el objetivo de proteger a los recién nacidos y hasta el año de vida contra las infecciones respiratorias agudas bajas (bronquiolitis y la neumonía) causadas por VRS.

La vacunación de la persona gestante transfiere anticuerpos a través de la placenta y luego a través de la lactancia a la persona recién nacida protegiéndola durante el primer año de vida.

La vacuna contra el Virus Sincitial Respiratorio estará disponible en todos los vacunatorios del sector público y privado de la provincia de San Juan.

En este contexto el ministro de Salud Amilcar Dobladez dijo: “La incorporación de esta nueva vacuna en el calendario nacional es de suma importancia porque se contará con una valiosa herramienta para prevenir infecciones respiratorias y reducir hospitalizaciones en menores de un año y de esta forma, el Ministerio de Salud esta presente en la prevención de enfermedades incluso antes del nacimiento”.

@MinisteriodeSalud

/Fuente de imagen: Ministerio de Salud

Continuar leyendo

Sociedad Actualidad

Salud dijo que pueden haber dos picos de dengue.

Publicado

En

En las últimas horas, confirmaron un incremento preocupante en los casos de dengue, y desde el Ministerio de Salud advierten sobre la posibilidad de dos picos de la enfermedad, uno en marzo y otro en abril. La doctora Cecilia Clavijo, jefa del Departamento de Medicina Sanitaria, explicó que estos picos están vinculados a las condiciones climáticas y al persistente calor en la provincia.

“Hay una correlación directa con las condiciones climáticas. El pico tiene que ver con cómo se dan esas condiciones, y en este caso, no descartamos que tengamos dos en San Juan, uno en marzo y otro en abril“, afirmó la doctora Clavijo.

Actualmente, se han notificado 10 casos de dengue autóctono y 12 casos importados. Ante esta situación, las autoridades de Salud instan a la población a colaborar en la prevención de la propagación del mosquito transmisor, evitando posibles criaderos en sus hogares.

Además, se emitió un llamado a la conciencia ciudadana para que eviten áreas propensas a la concentración de mosquitos, especialmente en los horarios de la mañana y la noche, períodos en los que el mosquito Aedes aegypti, vector del dengue, está más activo. En caso de exposición, se recomienda utilizar ropa de manga larga, pantalones y repelentes para prevenir picaduras.

@DiarioElZonda

/Fuente de imagen: Archivo Google

Continuar leyendo

Sociedad Sucesos

Robo millonario en Jáchal abruma a la comunidad.

Publicado

En

Un repartidor de pollos sufrió un millonario robo mientras trabajaba en Jáchal. El chofer, habitué de la zona por su trabajo de repartidor, sufrió un robo de 10millones de pesos en el interior del barrio Fronteras.

El hombre entró en crisis y fueron los propios vecinos quienes lo calmaron. Tras llegar los efectivos de la Seccional 21ra, según las declaraciones del damnificado, dejó el camión abierto ya que sólo se bajaba “unos segundos” en dicho lugar y fue en un abrir y cerrar de ojos que le quitaron la mochila donde estaban los billetes.

Afortunadamente, unos vecinos del barrio vieron lo que ocurrió y colaboraron con la información. Declararon que un joven se trasladaba en bicicleta y rápidamente tiró la bici, abrió la puerta del camión, sacó la mochila, se la colgó y huyó. 

Otro dato importante es que, en ese lugar se encuentra un comercio que cuenta con cámaras de seguridad. Las mismas pudieron grabar todo lo ocurrido por lo que, el delincuente ya estaría identificado y es buscado intensamente.

Fuente: Panorama Jáchal

@Fuente de imagen: Panorama Jáchal

Continuar leyendo

Continuar leyendo