Conéctate con nosotros

Ciencia & Ambiente Mundo Académico

20 minutos de ejercicios te pueden proteger contra el coronavirus grave.

Publicado

En

Según un nuevo estudio sobre la actividad física y las internaciones por coronavirus, hacer más ejercicio implica un menor riesgo de sufrir coronavirus grave. El estudio, en el que participaron casi 50.000 californianos que tuvieron Covid, descubrió que los que habían sido más activos antes de enfermarse eran los que tenían menos probabilidades de ser hospitalizados o morir como consecuencia de la enfermedad.

Los datos se recopilaron antes de que las vacunas contra el Covid estuvieran disponibles y no indican que el ejercicio pueda reemplazar en modo alguno a la inmunización. Pero sí permiten suponer que el ejercicio regular -ya sea nadar, caminar, correr o andar en bicicleta- puede reducir sustancialmente las posibilidades de enfermar gravemente si nos infectamos.

Los científicos saben desde hace tiempo que las personas con un buen estado físico son menos propensas a contraer resfríos y otras infecciones virales y se recuperan más rápido que las personas que no están en forma, en parte porque el ejercicio puede amplificar la respuesta inmunitaria. Un mejor estado físico también aumenta la respuesta de los anticuerpos a las vacunas contra la gripe y otras enfermedades.

Pero las infecciones con el nuevo coronavirus son tan nuevas que se sabe poco sobre si la actividad física y el estado físico pueden incidir en el riesgo de contraer la enfermedad. Sin embargo, algunos estudios recientes parecen alentadores.

En uno de esos trabajos, publicado en The International Journal of Obesity, las personas que podían caminar con rapidez, un indicador aceptado de la aptitud aeróbica, desarrollaron Covid grave en proporciones mucho menores que los caminantes perezosos, incluso si los caminantes rápidos tenían obesidad, un factor de riesgo conocido para la enfermedad grave. En otro estudio de adultos mayores en Europa, una mayor fuerza de agarre, indicador de la salud muscular general, fue señal de un menor riesgo de internación por Covid.

Sin embargo, estos estudios analizaban medidas indirectas de la aptitud aeróbica o muscular de las personas y no sus hábitos de ejercicio cotidianos, por lo que no pueden decirnos si levantarse y moverse -o quedarse quieto- modifica el cálculo de los riesgos de Covid.

Por eso, en otro estudio que se publicó en la revista British Journal of Sports Medicine, los investigadores y médicos de Kaiser Permanente Southern California, la Universidad de California en San Diego y otras instituciones decidieron comparar la información sobre la frecuencia con la que las personas hacían ejercicio con el hecho de que acabaran hospitalizadas el año pasado a causa del Covid.

El sistema de salud de Kaiser Permanente era idóneo para esta investigación porque, desde 2009, incluye el ejercicio como “signo vital” durante las consultas de los pacientes. En la práctica, esto significa que los médicos y las enfermeras preguntan a los pacientes cuántos días por semana hacen ejercicio, por ejemplo caminando a paso ligero, y durante cuántos minutos lo hacen cada vez, y luego añaden esos datos a la historia clínica del paciente.

Ahora, los investigadores extrajeron los registros anónimos de 48.440 hombres y mujeres adultos que utilizaban el sistema de atención sanitaria de Kaiser, a los que les habían chequeado los hábitos de ejercicio al menos tres veces en los últimos años y en 2020 se les había diagnosticado Covid-19.

Los investigadores agruparon a los hombres y las mujeres según su rutina de ejercicio. El grupo menos activo había hecho ejercicio durante 10 minutos o menos la mayoría de las semanas; el más activo se había ejercitado durante al menos 150 minutos por semana, el equivalente a 20 minutos diarios; y el grupo algo activo se ubicaba en un lugar intermedio.

Los investigadores también recopilaron datos sobre los factores de riesgo conocidos de cada persona para padecer Covid grave, como la edad, el hábito de fumar, el peso y los antecedentes de cáncer, diabetes, trasplantes de órganos, problemas renales y otras enfermedades subyacentes graves.

Resultados.

A continuación, cotejaron las cifras, con resultados sorprendentes. Las personas del grupo menos activo, que casi nunca hacían ejercicio, acabaron hospitalizadas por Covid en una proporción que duplicaba la de las personas del grupo más activo y posteriormente tuvieron 2,5 veces más probabilidades de morir. Incluso en comparación con las personas del grupo algo activo, fueron hospitalizadas con un 20% más de frecuencia y tuvieron un 30% más de probabilidades de morir.

De los demás factores de riesgo comunes de la enfermedad grave, los científicos descubrieron que sólo la edad avanzada y los trasplantes de órganos aumentaban la probabilidad de internación y mortalidad por COVID más que la inactividad.

“Ser sedentario era el mayor factor de riesgo” de enfermedad grave, “a menos que alguien fuera anciano o receptor de órganos”, dijo Robert Sallis, especialista en medicina familiar y deportiva del Centro Médico Kaiser Permanente Fontana, que dirigió el nuevo estudio. Y aunque “no se puede hacer nada contra esos otros riesgos, sí se puede hacer ejercicio”.

El estudio, al ser observacional, no demuestra que el ejercicio provoque una disminución directa de los riesgos graves de Covid, sino sólo que las personas que hacen ejercicio con frecuencia son también personas con bajo riesgo de enfermedad grave. El estudio tampoco profundizó en si el ejercicio reduce el riesgo de contagiarse el coronavirus en primer lugar.

Pero Sallis señala que las asociaciones en el estudio eran fuertes: “Creo que, basándonos en estos datos podemos decirle a la gente que caminar a paso ligero durante media hora cinco veces por semana debería contribuir a protegerlas del Covid grave”.

Una caminata -o cinco- podría ser especialmente beneficiosa para las personas que están esperando la primera vacuna, añade.

“Nunca sugeriría que alguien que hace ejercicio con regularidad considere no vacunarse. Pero hasta que pueda recibir la vacuna, creo que el ejercicio regular es lo más importante que puede hacer para reducir el riesgo”, dice Sallis y concluye: “Hacer ejercicio con regularidad probablemente sea una protección contra cualquier nueva variante o el próximo nuevo virus que aparezca”.

Ciencia & Ambiente Mundo Académico

Dos carreras ansiadas en la UNSJ no iniciarán este semestre.

Publicado

En

“Psicología está aprobada por la CONEAU y está en condiciones de ser dictada, siempre y cuando tengamos el financiamiento para pagar a los profesores. Para las dos carreras, en la UNSJ, lo que es Salud no es nuestro fuerte por tanto no tenemos profesionales para sustentar las dos carreras. Psicología se aprobó en 2023 pero el anterior gobierno nacional no nos financió la planta docente requerida”, detalló el rector Tadeo Berenguer.

Con respecto a Medicina, está en instancia de acreditación en CONEAU. “Las carreras surgen de los claustros docentes que las elevan al Consejo Directivo, luego al Superior. Una vez cumplida la instancia administrativa en la UNSJ, se pasa a una muy rigurosa en la CONEAU que, por ejemplo, revisa los CV de los docentes. Estamos viendo si algunas cohortes pueden ser financiadas pero estamos en un panorama incierto y difícil. No tenemos un Ministerio de Educación nacional por tanto, no hay una puerta para ir a golpear. En ello, el CIN se expresó y los referentes son recibidos en un marco de destrato, por un sub del subsecretario del área”, dijo apesadumbrado.

Berenguer sentenció que “con las incertidumbres que tenemos, no sabemos si en los primeros 6 meses conseguimos financiamiento y en agosto podamos comenzar”.

E hizo una reflexión: “Nos dicen que creamos expectativas y puede ser. Pero si la universidad no crea las carreras que la comunidad demanda, estamos en deuda. Ahora, es el Estado Nacional el que está en deuda al no apoyar estas carreras en una provincia que las necesita. Requerimos profesionales de la salud mental y de la medicina. Damos un paso adelante y dos atrás. Por ahora, no podemos asegurar nada”.

@DiarioLaProvincia

/Fuente de imagen: Archivo Google

Continuar leyendo

Ciencia & Ambiente Mundo Académico

La UNSJ busca financiamiento varios sectores para finalizar la Escuela de Música.

Publicado

En

Desde la Universidad Nacional de San Juan se da lucha para lograr finalizar el proyecto de obra de la anhelada Escuela de Música. La nueva estrategia es buscar financiamiento en varios sectores de la sociedad y no sólo ajustarse a lo “gubernamental”.

Panacam SRL, había adquirido el trabajo en 2021 pero ya no está vinculada a la obra. “Ya el año pasado se paralizaron bastante las obras porque el problema inflacionario obligó a muchas empresas a abandonarlas, a pesar de las cláusulas de caución que estaban escritas, prefirieron dejar. Una obra emblemática fue la Escuela de Música”, declaró el Rector de la casa de altos estudios, Tadeo Berenguer.

“La universidad ha tomado nuevamente la obra, y con esfuerzos propios, con aportes que estamos buscando de otros sectores de la sociedad, para ver si paso a paso podemos ir terminando esta obra tan emblemática para la cultura sanjuanina”, explicitó sobre la nueva estrategia de financiamiento.

La obra está en el 60% de avance pero de lo que tomó la empresa, no de la obra en sí. “Queda la parte más significativa, como es la carpintería metálica, como son los pisos especiales, los cerramientos, porque es una obra muy especial, no es una obra cualquiera, tienen elementos de aislación, así es que es difícil todavía”, finalizó.

@DiarioLaProvincia

/Fuente de imagen: Archivo Google

Continuar leyendo

Ciencia & Ambiente Mundo Académico

Descubren fósiles de un extraño ‘dragón chino’ marino de 240 millones de años

Publicado

En

Los restos fueron encontrados por un equipo internacional de científicos en la provincia de Guizhou, en el sur de China. Se trata de los restos del Dinocephalosaurus orientalis, un reptil acuático de cinco metros de largo del Triásico.

Un equipo internacional de paleontólogos describió nuevos fósiles de un reptil marino de 5 metros de largo y con forma de serpiente, que data de unos 240 millones de años y habitó lo que hoy es China durante el período Triásico. Los fósiles fueron hallados en la sureña provincia china de Guizhou.

“Este descubrimiento nos permite ver este extraordinario animal de cuello largo en su totalidad por primera vez. […] Estamos seguros de que captará la imaginación de todo el mundo debido a su llamativa apariencia, que recuerda al mítico dragón chino, largo y con forma de serpiente“, comentó el Dr. Nick Fraser, de los Museos Nacionales de Escocia.

Un notable hallazgo

“Este notable reptil marino es otro ejemplo de los impresionantes fósiles que se siguen descubriendo en China”, señala Robert Ellam, miembro de la Real Sociedad de Edimburgo. “Entre todos los extraordinarios hallazgos que hemos realizado en el Triásico de la provincia de Guizhou, el Dinocephalosaurus probablemente se destaque como el más notable“, subrayó el profesor Li Chun, del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados en Pekín.

Un cuello extremadamente largo

El “extraño” reptil de cuello extraordinariamente largo, denominado ‘Dinocephalosaurus orientalis’, fue reconstruido completamente por primera vez gracias al descubrimiento de varios especímenes fósiles. El ejemplar es similar al ‘Tanystropheus hydroides’, otro extraño reptil marino del Triásico Medio tanto de Europa como de China.

Ambos reptiles tenían en común su tamaño, así como algunas características de su cráneo y una dentición tipo trampa para peces. Sin embargo, el ‘Dinocephalosaurus’ es único, ya que posee 32 vértebras separadas en su cuello. Muchas más vértebras, tanto en el cuello como en el torso, que el Tanystropheus. Estas características hacen que el ‘Dinocephalosaurus’ exhiba un aspecto mucho más parecido al de una serpiente.

Adaptado a la vida acuática

El reptil estaba muy bien adaptado al estilo de vida marino. Sus extremidades con forma de aletas den fe de ello, así como los peces muy bien conservados encontrados en la región del estómago. A pesar de las similitudes superficiales, el ‘Dinocephalosaurus’ no estaba estrechamente relacionado con los famosos plesiosaurios de cuello largo, que evolucionaron unos 40 millones de años después, y que sirvieron de inspiración para el monstruo del Lago Ness. El artículo fue publicado este viernes en Earth and Environmental Science: Transactions of the Royal Society of Edinburgh.

@RT.

/Imagen principal: National Museums Scotland-2/

Continuar leyendo

Continuar leyendo